A great weekend with friends. Amsterdam (2)

¡Comparte!
Share on Pinterest

DÍA 2 – Domingo 26 de Octubre 2010 

¿Cuál es la mejor manera de recorrer la ciudad y vivir una auténtica experiencia holandesa? Lo teníamos decidido del día anterior: alquilar unas bicicletas. Y fue lo primero que hicimos nada más salir del hotel, ya que justo al lado teníamos una tienda, Yellow Bike. El alquiler para 1 día -24 horas- nos costó 10 euros, y nos dieron para cada dos bicis una cadena antirrobo (imprescindible si no queremos sustos…)

Hacía tiempo que no montaba, y aunque es cierto lo que dicen que nunca se olvida, lo que sí se pierde es la práctica… Así que tuve que adaptarme rápido porque los carriles bici de la ciudad están muy concurridos, y te puedes cruzar con un holandés que va escribiendo un mensaje en su móvil sin mirar al frente y como te salgas un poco o te pares en medio se puede liar gorda… También tuve algún susto con los raíles del tranvía que cruzan algunas calles, al meterse la rueda de la bici dentro y casi me la pego… Pero bueno le pillé rápido el truco :).

El Vondelpark es el parque más representativo de la ciudad, tiene zonas verdes, lagos, cafeterías, etc… ideal para pasear, relajarse o darte una vuelta en bici. Se respira tranquilidad, y me imagino que en los días soleados estará abarrotado de gente, este día no había mucha porque el tiempo no acompañaba… De todas formas recibe unos 10 millones de visitantes al año, por algo será. Una cifra sorprendente teniendo en cuanta que la población de los Países Bajos es de 16 millones de personas. 

Atravesando calles por la orilla de los canales llegamos hasta el Rijksmuseum, el Museo Nacional de Ámsterdam. Pero nuestro objetivo no era visitar su interior para contemplar las obras que alberga, de artistas como Rubens ó Rembrandt. Justo enfrente del museo se extiende una explanada, la Museumplein, ó plaza de los museos, ya que también se encuentra el Museo Van Gogh.  Pero éste tampoco era nuestro objetivo. Estas visitas quedan para otra ocasión, estaba siendo un fin de semana relajado y divertido, y no el típico fin de semana “turístico” en el que te marcas una lista con sitios que visitar. Todo era mucho más fluido, está claro que con los amigos se ve de otra manera.

En esta plaza están las famosas letras gigantes con el lema I AMSTERDAM, que se deben a la promoción turística que lleva el mismo nombre, y que ofrece la I Ámsterdam city card. Esta tarjeta ofrece descuentos en museos y restaurantes, transporte gratuito (bus, metro y tranvía) e incluye un recorrido en barco por los canales. Nosotros no la compramos, pero para más información esta es su web.

Son típicas las estrechas casas que hay en la ciudad, para aprovechar al máximo el elevado precio del suelo. Para subir a la habitación de nuestro albergue prácticamente teníamos que “trepar” por las escaleras porque tiene una inclinación enorme… Pero había oído hablar de una en concreto. Nos acercamos hasta la calle Singel nº 7, donde se encuentra la casa con la fachada más estrecha del mundo. Y no es por un exageración, creo que incluso está en el libro guinness de lor récords. Mide apenas 1 metro de ancho! 

Recomiendo totalmente alquilar una bici si visitáis la ciudad, es una experiencia que vale la pena. Además es muy cómodo para desplazarse, y no tener que coger el transporte publico es una gozada por la libertad que te permite. Podíamos dejar la bici en cualquier sitio que parábamos porque suele haber pequeños aparcamientos, y si no la atábamos a cualquier valla, y listo, a recorrer la ciudad!

¡Comparte!
Share on Pinterest
Comparte con tus amigos










Enviar

Post Relacionados

5 Comentarios

    Un día muy divertido! A mi también me parece que recorrer las ciudades en bici es una manera genial de conocerlas, y más aún en este tipo de ciudades que están totalmente preparadas para ello. Nosotros en Brujas también nos movimos todo el rato en bici y fue genial!!

    Observo un ligero atisbo de gamberrismo en las fotos, no? ;D jajaja me encantan!

    Un saludo, Amaia

    Es buena idea lo de alquilar una bici… Pero yo hace tanto que no monto… Pufff!!! Creo que a la mínima la liaría, sobre todo si van tan a lo "loco" como dices! jajaja
    Saludos

    >Amaia: Emmm… gamberrismo no, son payasadas, es que somos mu tontacos jajajaja! Además todo el mundo estaba por ahí escalando las letras.. :p

    >M.C.: Si tienes la oportunidad de ir, anímate! No es que vayan a lo loco, sólo que hay que tener mil ojos al principio. Además por el centro hay zonas que se va la mar de tranquilo…

    Gracias por comentar chicas!

    José Carlos DS 13 marzo, 2011 Responder

    Desde luego una visita a esta ciudad bien merece un buen paseo en bici.

    Yo desde luego cuando tenga oportunidad de ir, ni me lo pienso, las alquilo fijo xDDD

    Saludos Dany ;)

    >José Carlos DS, si lo haces estoy seguro que no te arrepentirás, totalmente recomendable! Eso sí, si no estás acostumbrado a montar en bici, al día siguiente prepárate para un buen dolor de culete… jajaja
    Saludos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*