A great weekend with friends. Amsterdam (3)

¡Comparte!
Share on Pinterest

DÍA 3 – Lunes 27 de Octubre 2010 

El día anterior habíamos castigado nuestras piernas recorriendo en bici la ciudad durante todo el día, lo que resultó una divertida experiencia. Pero nos faltaba otra visión de Ámsterdam, fuera de lo que pudo ofrecernos el carril bici. Y no hacía lo que se dice un “buen día”. Llovía intermitentemente y ningún rayo de sol conseguía traspasar las densas nubes que cubrían la ciudad, pero aún así decidimos contemplarla desde sus aguas a través de los numerosísimos canales que la atraviesan, de hecho, es conocida como “La Venecia del norte”.

Hay varias empresas que ofrecen rutas en barco, pero nosotros queríamos hacerlo por libre y navegar libremente por los canales a nuestro antojo, nos parecía mucho más atractivo y divertido. Pregutnamos en la Oficina de Turismo que hay justo enfrente de Centraal Station, y nos informaron que este servicio estaba disponible en la empresa Canal Bike, que tiene varios embarcaderos repartidos por la ciudad. Así que cogimos un tranvía que nos llevó hasta Leidsplein y nos dirijimos a la caseta que tiene esta empresa allí. Para navegar por libre, disponían de unas pequeñas barcas a pedales con capacidad para 4 personas, así que era perfecto para nosotros (a dar pedales otra vez!). El alquiler durante 1 hora nos costó 25€ (6,25€ por cabeza), lo cual nos pareció bastante bien de precio. Eso sí, dejando un depósito de 50€ que nos devolverían al final al entregar la barca en cualquiera de los 4 embarcaderos. Esto último es muy importante, más abajo descubriréis por qué…

Mapa de Canal Bike
En el pequeño bote había un mapa de la ciudad con recorridos recomendados, y en el que vienen marcados los nombres de los canales para orientarse, ya que en los puentes hay placas con los nombres (igual que los de las calles). Una pequeña palanca hacía de timón, y los pedales estaban en los dos asientos delanteros, por lo que nos fuimos turnando los sitios durante el camino (esto provocó alguna situación de riesgo de caer al agua… jajaja).
Nuestro vuelo de regreso salía esa misma tarde, y después del paseo en barca teníamos que aprovechar las pocas horas que nos quedaban en Ámsterdam. 
Seguíamos atravesando canales y cruzando puentes, todo marchaba con normalidad, hasta tuvimos un pequeño contratiempo…
-¿Por donde vamos? ¿Estamos en este canal?
-Creo que no, ¿que pone en esa placa?
-Eeeee… pero según el mapa eso está muy lejos de aquí, no puede ser.
-Puesss, puede ser que nos hayamos desviado…
-Pues hay que volver hacia atrás!!
-Pero estamos muy lejos, no llegamos a entregar la barca a tiempo!!
-Jod#*!rñlpj0#* noooooooooooo!!!!!!!
El alquiler de la barca era durante 1 hora, ya llevábamos 50 minutos, y llegar hasta el embarcadero más próximo de Canal Bike para devolverla suponía al menos media hora deshaciendo el camino erróneo que habíamos tomado… Además el poco tiempo que nos quedaba en la ciudad antes de poner rumbo al aeropuerto queríamos aprovecharlo, y no perderlo en seguir pedaleando. Así que echamos cuentas, dimos por perdida la fianza de 50€ (tocamos a 12,50€ cada uno) y el resultado fue el abandono de la barca en el primer muelle que encontramos… Está claro que si dan con más navegantes como nosotros, este negocio les saldrá muuuuy rentable.
Después de este pequeño incidente, buscamos un sitio donde comer y secarnos la ropa, porque estábamos calados después de una hora bajo la lluvia. Comimos en el McDonald’s y después fuimos por las calles comerciales del centro para hacer las últimas compras. No pudimos resistirnos y de postre nos compramos un enorme gofre, los había de un montón de variedades: con nata, fresas, kiwi, chocolate, etc, aparte de todo tipo de donuts, brownies y demás “guarrerías” que te los comes con los ojos…
El viaje se acababa para nosotros, excepto para Javi que nos acompañó hasta el aeropuerto Schipol donde nos esperaba nuestro avión con destino Madrid. Había sido un intenso fin de semana que no olvidaremos nunca. La verdad, una buena primera toma de contacto con esta ciudad que espero tener la suerte de descubrir más a fondo en un futuro.
¡Comparte!
Share on Pinterest
Comparte con tus amigos










Enviar

Post Relacionados

7 Comentarios

    Hola.
    Me gusta mucho tu blog, te he conocido por la entrevista en porviajeros.
    Te invito a conocer mi blog, si quieres.
    Saludos.

    Across The Universe

    Menuda odisea lo del patinete…
    Un saludo

    >Almudena- Me alegro que te guste y gracias por pasarte. Ya me pasé por tu blog y estuve leyendo tus andanzas por Bangladesh, muy interesante!

    >Helena- Sin comentarios.. pero bueno, lo pasamos genial y podemos contar una divertida anécdota (aunque salió un poco más cara de lo previsto eso sí..)

    José Carlos DS 21 marzo, 2011 Responder

    Un fin de viaje muy movidito, yo les recomendé a mis amigos que alquilaran la barca, pero hacía un frío espantoso y pasaron xD

    Espero que cuando me deje caer por allí haga algo más de calor, para poder disfrutar de un paseo así.

    Saludos!! ;)

    Jose Carlos DS, este paseo con buen tiempo tiene que ser la leche! De todas formas lo disfurutamos un montón :)

    La verdad es que fue un fin de semana inolvidable, que al leer hoy a hecho que recuerde con mucha nostalgia lo bien que nos lo pasamos y lo indescriptible de los 9 meses que pase en ese bonito y especial,aunque no por ello menos gris, pais

    Que te voy a decir Don Javier… menudo fin de semana que pasamos, imborrable!! Ya volveremos alguna vez y nos enseñas de paso tu pequeña Utrecht ;)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*